Open/Close Menu Coaching & PNL - Cuando sabes para qué, las respuestas aparecen

“Comprender a los demás es sabio,
comprenderse a uno mismo es estar iluminado.
El que vence a los otros es fuerte,
pero el que se vence a sí mismo es poderoso”
–Lao Tse-

Si diriges equipos y no estás feliz con lo que recoges, te sugiero que analices lo que estás sembrando. En este post te damos algunas claves para que puedas hacer esos cambios.

Una de las principales capacidades a cultivar en el liderazgo y la gestión de personas es la inteligencia emocional. Quien quiere desarrollar su labor con eficacia, aprende a gestionar sus emociones y sentimientos. ¿Cómo lo hace? Adquiriendo herramientas y técnicas que le permitan afrontar las dificultades y problemas que se le plantean en el trato individual y en la gestión de los equipos, en lo personal o en lo grupal.

En mi opinión, una de las premisas más importantes de quien lidera de manera activa, es que “se conozca y se reconozca”. Tan solo desde ahí podrá asumir cuáles son sus luces y sus sombras, cuáles son sus fortalezas y debilidades y cuáles son sus áreas de mejora.

Ocho claves a tener en cuenta para que disfrutes del ejercicio del liderazgo:

1º.- Primero conócete. ¡Auto-lidérate! Porque desde ahí podrás empezar a conocer y a reconocer a las otras personas. Sólo cuando confíes en ti podrás transmitir confianza a los demás.
2º.- Aprende a identificar y a gestionar tus emociones, y las del equipo.
3º.- Averigua en qué momento estás. ¿Hay algo que quieres cambiar en tu marera de actuar? ¿Qué te está impidiendo hacerlo?
4º.- Identifica cuáles son tus miedos, para que puedas trabajar con ellos y seguir avanzando.
5º.- Averigua que te está limitando para llegar donde mereces y quieres estar.
6º.- Trabaja tu propio equilibrio practicando la aceptación, la flexibilidad y la gratitud.
7º.- Ejercita tus habilidades para la gestión y la resolución de conflictos.
8º.- Pasa a la acción. Ya sabes que mañana puede ser tarde.

Y recuerda que los nuevos liderazgos no se amparan en la autoridad, sino en las correctas relaciones humanas. Quienes ejercen así el liderazgo son personas seguras de sí mismas, flexibles, personas capaces de provocar entusiasmo y motivación en sus equipos. Son hábiles generando climas de confianza y fomentando la cooperación. Estimulan a las personas que les rodean para que desplieguen su creatividad, afianzando los puntos fuertes para poder sacar lo mejor de cada integrante de su equipo.

Además no es lo qué dice, sino cómo lo dice y no es lo que hace, sino como lo hace.

Si lideras equipos y no estás feliz con lo que recoges, te sugiero que analices lo que estás sembrando.

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2014 CoCreandoT Aviso Legal | Developed by Grupo Blitz
Top
Sígueme en: