Open/Close Menu Coaching & PNL - Cuando sabes para qué, las respuestas aparecen

Emociones y relaciones

Fortaleciendo nuestra inteligencia emocional y relacional

“Las emociones son el aceite que lubrica el sistema o engranaje de la razón”

Finn Spicer

Casi a diario trabajo con personas que quieren aprender a expresar sus emociones y a hacerlo de forma asertiva. Desde muy pequeñas empezamos a escuchar: “las niñas no se enfadan porque se ponen feas”, “los niños no lloran”, “calladita estás más guapa”, y un largo etc.

Por eso, es necesario que te atrevas a darle voz a lo que estas sintiendo, que aprendas a percibir y a sentir tus emociones, que puedas comprenderlas y entenderlas, que te acostumbres a manejarlas y, también, a utilizarlas.

Para mí hay algo que ha sido clave en mí vida: descubrir cuáles son los procesos mentales que generan mis sentimientos, mis pensamientos y que me llevan a actuar de una u otra manera.

Cuando facilito talleres de inteligencia emocional y relacional, la propuesta es, una vez más, empezar por nosotras. Empezar con una buena dosis de autoconocimiento para, desde ahí, poder elegir qué queremos hacer con nuestras emociones y hacerlo con creatividad, con dulzura, con  amor y con respeto.

Cuando conocemos nuestras luces y nuestras sombras, cuando nos aceptamos y amamos lo que somos,  empezamos a respetarnos y respetar, también, el mundo en el que vivimos, lo cual repercute, directamente, en la calidad de nuestras relaciones interpersonales.

Te dejo, como siempre, algunas recomendaciones a modo de “tareas”:

  • Autoconocimento: Si fueras una emoción ¿Cuál serías y por qué? ¿Cuál te gustaría ser y por qué? ¿Cómo te sientes manifestándolo?
  • Pon nombre a lo que sientes: Amplia tu vocabulario emocional, identifica tus emociones y ponles nombre.
  • Descubre el lado amable y la intención positiva de la emoción: ¿De qué te protege, por ejemplo, el miedo? ¿Qué mensaje tiene para ti?
  • ¿Es una emoción o es un sentimiento? La emoción es efímera, es una reacción involuntaria de tu cuerpo ante una situación. Después aparece el sentimiento, que es la emoción filtrada con las interpretaciones, con tus experiencias, tus creencias, prejuicios, valores, etc. El sentimiento puede permanecer contigo un periodo de tiempo corto o largo… incluso, durante años.

Es momento de construir relaciones armoniosas con las personas que forman parte de nuestra vida, relaciones de confianza y de respeto, de alma a alma, donde no haya espacio o lugar para los juicios y prejuicios.

Por eso, cuando nos comunicamos desde las emociones, escuchamos de otra manera. Comprendemos, sentimos y admiramos al prójimo de un modo mucho más objetivo y constructivo.

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2014 CoCreandoT Aviso Legal | Developed by Grupo Blitz
Top
Sígueme en: