Open/Close Menu Coaching & PNL - Cuando sabes para qué, las respuestas aparecen

Hace unas semanas celebramos nuestro evento “Lánzate. Jornadas atlánticas para el emprendimiento en femenino”, en Tenerife (Canarias), donde más de un centenar de personas se dieron cita a lo largo de un día intenso para compartir y disfrutar de un sueño hecho realidad.

Nuestra idea surgió de un sueño, le empezamos a dar forma en una cafetería muy lejos de aquí, después fuimos desgranando las acciones, nos pusimos manos a la obra con trabajo, esfuerzo, perseverancia, mucha ilusión, y soñando grande y alto… con la certeza de que lo conseguiríamos y así ha sido.

Aprovecho para reiterar mi agradecimiento quienes hicieron posible “Lánzate”, porque en este caso la realidad superó lo que nos atrevimos a soñar. Gracias a quienes asistieron, colaboraron voluntariamente, fueron ponentes y a todas las personas que nos mandaron su amor y energía para que nos LANZÁRAMOS.

 

¿Te atreves ahora tú? Aprovechando el buen sabor que nos ha dejado la puesta en marcha y ejecución de este proyecto, dedicamos hoy unas líneas a cómo pasar de la idea a la acción, y que reproducen los pasos que no podemos perder de vista si queremos hacerlo con éxito.

1º.- Definir qué quieres, para qué lo quieres, cómo lo quieres y para cuándo lo quieres. Te sugerimos, en este primer punto, que hagas el ejercicio de transitar el objetivo COMO SI ya lo hubieras conseguido: que lo veas y lo dibujes con cuantos colores y matices necesites, que lo visualices con cada detalle; que escuches todo lo que sucede a tu alrededor, que oigas lo qué te dicen las personas que hay en la escena, que escuches lo que te dices a ti mismo/a y pongas atención en tu voz interior; y permítete experimentar todas las emociones y sensaciones corporales por haber llegado a la meta, celebra, vive, disfruta de haberlo conseguido “tal y como lo soñaste”. Haz este ejercicio de situarte en el final de la historia y mirar hacia detrás. De esta manera puedes tomar conciencia de qué te ha llevado hasta ahí. Apunta todo lo que te haya llegado, porque ahí tendrás mucha información, muchas pistas de cómo hacer para conseguir tu objetivo.

2.- Considera de que realidad partes, qué recursos tienes y cuáles necesitas para ponerte en marcha. Es importante reflexionar sobre este punto antes de pasar a la acción. Piensa en todo lo que ya posees: habilidades, capacidades, apoyos externos. Piensa también en qué necesitas, cuáles son tus áreas de mejora y que habilidades requieres desarrollar o entrenar.

3.- Analiza cuáles son las opciones para llegar al objetivo. ¿Hay varias o por el contrario es una sola? Elige la que consideres más adecuada y hazlo con la cabeza y el corazón para que puedas equilibrar lo racional y lo irracional, dando espacio a la intuición, a la creatividad, a tus emociones,… Hay un proverbio indio que dice: escucha el viento que inspira, escucha el silencio que habla, escucha tu corazón que sabe. Así que tómate tu tiempo.

4.- En cualquier momento pueden aparecer los miedos y otro tipo de emociones que te frenen o paralicen, escúchalos y pregúntales cuál es la intención positiva, para que surgen, qué quieren… dales su lugar y hazte amigo/a de ellos porque tienen un regalo para ti. Aprende a gestionarlos y busca ayuda si es necesario.

5.- Redefine el objetivo si lo necesitas y ponte en marcha elaborando tu propio plan de acción. Piensa qué primer paso puedes dar. Y ese primer paso cómo lo vas a hacer, cuándo lo vas a hacer, qué pasara si lo consigues y qué alternativa tienes en caso de que no lo consigas, para cuándo lo vas a hacer… y así con cada uno de los pasos que necesitas dar para alcanzar tu objetivo, tu sueño, tu meta (¡elige cómo quieres llamarlo!)

6.- Y por último y, no menos importante, recuerda ir celebrando tus logros, disfruta y saborea cada paso, cada avance, para que así puedas ir construyendo un camino que seguro te llevará al éxito.

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2014 CoCreandoT Aviso Legal | Developed by Grupo Blitz
Top
Sígueme en: